28 may. 2008

TRES PLATENSES CON PASAPORTE AZZURRO

Tres historias, tres destinos, pero algo en común: una pelota de rugby.
Carlos Nieto, Santiago Dellapé y Sergio Parisse son tres muchachos que aprendieron a jugar al rugby en la “ciudad de las diagonales” y hoy muestran toda su categoría internacional, representando al seleccionado de Italia.
Estos tres forwards – otra casualidad- emigraron en busca de mayores oportunidades que su tierra de origen, no les podía brindar en aquel momento.
Aunque cada caso es distinto y merece ser contado con detenimiento, se puede afirmar que una ambición similar se apoderó de los tres: poder vivir del rugby, y desde ahí, progresar como personas y deportistas, hasta buscar su mejor posicionamiento y definitivo despegue en el mundo.
Hoy este terceto tiene un nombre muy bien hecho, que enseguida acompañan con una excelente foja de prestaciones.
El mas grande de ellos- a la edad me refiero- es el ex jugador de San Luís de La Plata, Carlos Hernán “el chango” Nieto, quien luego de jugar por varias temporadas en el equipo marista en el puesto de pilar, decidió hacer las valijas y probar suerte en el Viejo Continente. Su primer destino fue el rugby italiano, en el cuál pudo mejorar su físico y su técnica, debido que al poder dedicarse por completo a esta actividad, pudo incrementar las horas de dedicación y esfuerzo, necesarias para progresar.
Cuando pensaba que jamás se pondría una camiseta de un seleccionado le llegó la citación para jugar por Italia, cosa que aceptó de buen grado. Su carrera internacional- a edad avanzada para la alta competencia- comenzó tarde pero segura, ya que eso le abrió las puertas al rugby inglés, donde recientemente disputó la semifinal de ese torneo, defendiendo la camiseta del poderoso Gloucester de ese país.
El segundo exponente, es Santiago Dellapé, el gigante segunda línea de 2 ,00 metros de altura y alrededor de los 120 kilogramos de peso. Se cuenta por la ciudad que Santiago no hizo inferiores en ningún club de rugby de la ciudad y que lo “encontraron de casualidad” por “algún lugar” y, visto su importante tamaño, lo invitaron a entrenar y ver si le gustaba el deporte al club San Luís. Ni hablar que superó esta prueba y su siguiente escala fue un club italiano, para luego constituirse como un indiscutible en el pack del seleccionado azzurro. Fue tan bueno su desempeño posterior, que hoy juega en un equipo top, como el Biarritz, en el tornepo francés.
Por último, tenemos al más benjamín, Sergio Parisse, quien a edad temprana apareció en Gonnet, mas precisamente en Universitario de La Plata, hasta que a los 18 años recién cumplidos, decidió partir a la tierra de sus padres. Tremenda suerte tuvieron los tanos, que ni lerdos ni perezosos, le abrieron sus brazos y lo incluyeron en sus seleccionados juveniles. Este octavo de mas de 1, 90 metros, enseguida se destacó, se hizo un lugar en el seleccionado mayor e incluso, el año pa
sado lo declararon como el mejor jugador italiano del momento. También el año 2007 lo encontró siendo la figura de Italia en el Mundial disputado en Francia, país que lo vio consagrarse como titular en el pack de forwards del Stade Francaise, teniendo como compañeros, entre otros, a Juan Martín Hernandez, Ignacio Corleto, Agustín Pichot y Rodrigo Roncero, pavada de jugadores!!!!!!
Con todo lo reseñado en los 3 casos, queda por demás de claro, lo acertados que estuvieron en esa gran apuesta que hicieron en su momento, aunque siempre queda un dejo de nostalgia, al pensar que es una lástima que no transpiren la celeste y blanca, camino mas largo y dificultoso, que por ejemplo, está intentando realizar el excelente tercera línea Agustín Creevy, que dejó San Luís hace una temporada, para sumarse al Biarritz y ser compañero, entre otros, de Santiago Dellapé.
Es un orgullo para el rugby de la ciudad tener tan buenos embajadores, tanto en lo deportivo como en lo humano.

No hay comentarios.: