26 may. 2008

SAN LUIS - CHAMPAGNAT (postergado 2da fecha)

LUZ ROJA EN EL "HOSPITAL" SAN LUIS

Como no podía ser la excepción, otra vez se debe hablar del tema de tener tantos jugadores maltrechos: cuando faltaba poco tiempo para la expiración del match, el wing Sebastián Galli, tuvo que dejar el campo de juego, ayudado por dos auxiliares, cuando su rodilla le dijo “no va más”.
Obviamente, es demasiado pronto y apresurado, arriesgar el tipo de lesión que tiene, pero a juzgar por las señas de sus compañeros y el médico que lo asistió, no parece nada simple, ojalá me equivoque, por el bien de Sebastián, que venía haciendo un campeonato espectacular- con try de por medio en el clásico con Los Tilos, en el comienzo del certamen- y del conjunto azulgrana en general, que ya no quiere saber nada más con este fatídico tema, que parece nunca querer dejarlos en paz.

Es increíble y anormal lo que les está pasando, sobretodo en su línea de backs, donde tienen afuera jugadores como el capitán y centro Carlos Cossoli, los wines Emanuel Corsiglia y Sebastián Ferrara- quedaron out en el clásico que le ganaron a La Plata- y varios más.
Según trascendidos, la cifra llegaría a 17, algo difícil de creer y mucho mas de sobrellevar, por un equipo que tiene un muy buen plantel, pero no le sobra nada tampoco.
El cotejo comenzó con un try de”vivo” del hooker marista Pedro Fantini, que luego de gran corrida al interceptar un pase, llego al try. Enseguida contestaron los visitantes con otro try.
El prim
er tiempo fue parejo, en cambio en el segundo se desniveló por completo a favor del visitante, que comandados por Agustín Durand- la figura del match- hizo pagar muy caro cada error cometido por los locales, poniendo cifras definitivas de 45 a 19 para los arribados desde Pacheco.
Del lado del ganador, también fue muy elogiable la fuerza que tuvo su pack, esta vez conducido desde el puesto de octavo por Martín Durand - recordemos que siempre fue un ala natural- .
El “Kinder” Durand, esta temporada regresó al equipo de sus amores, desde el club Montphelier de Francia, para jugar con sus hermanos Agustín y Nicolás, un par de primos y fundamentalmente, sus amigos, es
os que tanto añoraron la fuerza de este “tractorcito”, que cada vez que toma contacto con la pelota, siempre quiebra la línea de ventaja, debido a su tremenda tracción de piernas y su inquebrantable voluntad de atravesar al que tenga enfrente.
En todo momento ordenó a sus compañeros y los arengó para ir al frente, replegarse cuando era necesario y hasta calmarlos cuando la ocasión así lo reclamaba – claro ejemplo fue cuando llamó al orden a su hermano Agustín, el apertura visitante, que, ofuscado pretendía trenzarse en lucha con un rival-.
Los maristas no solo perdieron e
l invicto, sino mucho más, ya que nunca esperaron que un equipo como Champagnat, de los denominados “ganables”, les pegara semejante cachetazo y los haga replantear muchas cosas.
Por otro lado, es bueno que esto pase en esta etapa del campeonato, donde todavía se pueden corregir errores y enfocar mejor los objetivos, trazados a principio de temporada, siempre y cuando el tema de las lesiones lo permita, ya que parece estar ensañado con diezmar a los azulgranas, de una manera desmedida e incomprensible
.

Juan entrevistando a Martín Durand "Puma"

Juli y Juan, el Móvil 2 de "Drop And Roll" en San Luis

Carlos Cosoli, centro de San Luis

1 comentario:

Anónimo dijo...

ES BUENO QUE JUGADORES COMO MARTIN DURAND REGRESEN AL PAIS A JUGAR Y JERARQUIZAR EL TORNEO DE LA URBA