21 may. 2008

CLÁSICO: LA PLATA - SAN LUIS












MUCHO PÚBLICO PARA TAN POCO PARTIDO

En una linda tarde de otoño se vieron las caras La Plata Rugby Club, que hacía las veces de local, con San Luis, uno de los pocos invictos que tiene el torneo mayor de la U.R.B.A.
Gonnet estaba de fiesta, mas de 3.000 personas se dieron cita en la cancha nº1 de los canarios, las hinchadas de ambos equipos, mayormente compuestas por pequeñitos, que alentaban ruidosamente a su equipo de pertenencia, se ubicaron en veredas enfrentadas.
El resto de la parcialidad, un tanto mas entrados en años, se acodó en las barandas y otros tantos, lograron hacerse un lugar en las gradas de las añejas escaleras de madera de la cancha principal.
Todo presagiaba que iba a ser un espectáculo de alto vuelo, donde las destrezas de cada equipo en ofensiva, se impondrían a las defensas candados, que seguramente propondrían ambos equipos en pos de no perder el esperado clásico.
Pero ni fu ni fa, ni una cosa ni la otra.
Ninguno de los dos equipos platenses atacó bien, lo que hizo que las defensas tampoco tuvieran que extremarse.
La Plata, por ser el dueño de casa y contar con un plantel fabuloso en cancha, era de el que se esperaba más, pero como dijimos, grandes jugadores no hacen un gran equipo, debido a que fue un arresto de individualidades que jamás lograron jugar
en conjunto para poder coordinar ese inmenso potencial, que nadie duda tienen.
Incluso, la mala puntería del experimentado wing “Nino” Durante, fue otro factor que hizo que los de Gonnet, no se pudieran escapar en el marcador, ya que el ex pumita, estuvo en una tarde fatídica para los palos, marrando penales muy factibles.
Por el otro bando, San Luís, se aferró a su librito y propuso el juego cerrado de siempre, ese que hace jugar mal al rival, pero que a los maristas les viene como anillo al dedo, porque casi siempre, se llevan la victoria.
Si buscamos un paralelismo podríamos decir que juegan a lo que jugaban nuestros Pumas antes del Mundial de Francia, o sea, un juego cerrado, compacto, de mucho tackle y esperar ansiosamente la oportunidad para golpear, donde no hay figuras sino un conjunto plenamente convencido de cual es el camino para obtener el triunfo.
Si a eso le sumamos que la tarde comenzó con Esteban Zanini como apertura- centro por naturaleza-, debido a que el “Pepe” José Altube tenía dolencias va
rias que en principio lo marginaban del choque, era funesto el panorama para los azulgranas, pero hete aquí que el “negro” Crispo, un excelente full back, se puso el traje de salvador y clavó un par de drops , para hacer olvidar al “Mago” Altube, quien desesperado ingresó para la culminación del match, y como no podía ser de otra manera, clavó un drop espectacular.
Indudablemente “los canarios” propusieron más, pero el que sonrió fue “el santo”.
En los locales, fue elogiable la fortaleza para tacklear y predisposición para llegar rapidísimo a las formaciones, con el afán de apropiarse de la pelota que tuvo el ex segunda, hoy devenido en un pilar de exportación, Guillermo Roán, el menor de la dinastía del pack de forwards.
Su hermano Tomás, ganó casi siempre en el line y después, poco mas para destacar, salvo ese inmenso convencimiento por abrir la “guinda”, que a futuro, seguramente traerá muchas satisfacciones, pero hoy lo hace agachar la cabeza y ver como festeja su tradicional adversario.
Reitero, el partido f
ue un bodrio de tal magnitud, que ni siquiera recuerdo bien si fue un 12- 9 o un 15-12 para los visitantes, pero que importa, lo único que servía era ganar y el equipo d el barrio “La Cumbre” así lo hizo.
El sábado venidero habrá desquite, ya que los dirigidos por Hugo Montenegro se verán las caras en el otro clásico, con el juvenil equipo de Los Tilos, incluso pudo verse en la cancha, al ex técnico de Los Pumas , Héctor “Pipo Méndez”, sacando “algún datito” que sirva para el club de Barrio Obrero, pero esa ya es otra historia…


No hay comentarios.: