4 jun. 2008

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

Esta historia es de las lindas, esas que dan mucho placer contar, ya que se trata de jugadores ignorados por especialistas y público en general, pero aquellos que verdaderamente conocen y se actualizan, no les causa ninguna sorpresa, que hoy sea convocado un excelente hooker, como el tucumano Álvaro Tejeda.
Por estos días, el actual jugador del Overmach Parma italiano, fue citado por el técnico de Los Pumas, para integrar el primer equipo con miras a los choques con Escocia e Italia que se disputarán en este mes de junio.
Recordemos que Tejeda, hace cinco años hizo las valijas desde su Tucumán natal y hoy juega en el calcio italiano, donde entre sus compañeros cuenta con dos platenses, ambos de destacada trayectoria en La Plata Rugby Club.
Estamos hablando de Pablo Sciarreta, un ala bien batallador y de excelentes características físicas para el puesto y un cerebral medio scrum, como José Pellicena, ambos con dilatada trayectoria en el campo profesional y que son anhelados por el club de Gonnet, para que cuando decidan retornar a sus raíces, puedan quemar los últimos cartuchos, con la camiseta canaria.
Retornando a quién es el protagonista principal de estas líneas, es por demás de grato, llamarlo “el puma” Tejeda, que bien suena!!!!
Recordemos que este jugador, de 31 años de edad, es de la misma camada que los mellizos Felipe y Manuel Contepomi y de Ignacio “Nani” Corletto, incluso integró junto a ellos el plantel de Los Pumitas Menores de 19 años, que se consagraron campeones en nuestro país, hace poco más de una década.
En esa época, con 18 años, fue muy meritorio lo realizado por Álvaro, debido a que hasta ese preciso momento, siempre se había desempeñado como un potente octavo, puesto que debido a su escasa altura, jamás le hubiera permitido jugar en el nivel internacional,
Con la venia de los entrenadores de ese momento, que apostaron y bien fuerte por él, es que decidió “mudarse” a la primera línea, mas precisamente adoptó la camiseta numero 2, lugar que jamás dejó y por el cual hoy es requerido para el seleccionado mayor, pese a contar con edad avanzada.
Para demostrar la real valía del personaje en cuestión, basta una muestra: el actual hooker titular de la selección azzurra, Fabio Ongaro, tuvo que cambiarse de equipo- pasó al Saracens inglés- porque Tejeda era el titular indiscutido en el Overmach Parma y tenía que verlo con tremenda cara de fastidio y frustración, desde el banco de suplentes.
Hace un par de temporadas se retiró el tremendo hooker mendocino Federico Méndez del seleccionado nacional y nadie tuvo dudas que un “búfalo”, como Mario Ledesma, era un reemplazante de lujo, cosa que hasta la fecha nadie duda.
El gran problema fue encontrarle reemplazante cuando el ex Curupaití y actual Castres, no estuviera disponible, ya que Alberto Vernet Basualdo, Pablo Gambarini o los mendocinos Matías Cortese y Eusebio Guiñazú, no terminaron de ganarse el lugar, así que bienvenido este tucumano, que va a dejar hasta la última gota de sangre cuando escuche nuestro himno, infle el pecho, resople, y salga con la fiereza que lo caracteriza, para defender la queridísima camiseta albi celeste.
Por Juan Pablo Bava Bussalino

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el blog, los sigo escuchando

Anónimo dijo...

AL FINAL EL TUCUMANO LA ROMPIO TODA, UN FENOMENO ESE PELADO!!!!