1 jun. 2008

UN INGLÉS DE APELLIDO GOMES SIN Z, CON NOMBRE DE MERCENARIO Y MIL COSAS PARA ENSEÑAR

Joe Gomes es un personaje, tan simpático como pintoresco.
Este preparador físico, que entrenó a Los Pumas en Pensacola, Estados Unidos, en una de las etapas previas al Mundial de Francia, hoy está entre nosotros, mas precisamente en Buenos Aires.
Este referente en lo que respecta al entrenamiento físico de alto rendimiento, en el poderoso país del norte, está por estos días disertando sobre la conveniencia en las elecciones que se hacen a la hora de entrenar.
Demás está decir, que para muchos, este moreno y muy fornido ex jugador de rugby unión y rugby league, fue una de las claves, en el gigantesco éxito, del equipo que, tan sabiamente condujo Marcelo Hernán Loffreda, en la cita máxima, esa que se da cada 4 años.
La invitación, le llegó por el lado de la U.R.B.A.( Unión de Rugby de Buenos Aires) y las charlas se dieron en el Anexo del SIC y en el Colegio San Pablo.
Específicamente, se trató de mostrar ejercicios de elasticidad y destrezas, combinando aceleración con frenadas en brusco y repentinos cambios de dirección en la carrera.
Dicho escuetamente, parece algo muy simple, pero vaya paradoja, esta fue una de las mayores armas, que tan bien pudieron emplear nuestros pumas, ante gente de mayor tamaño e incluso, mejor preparada y descansada.
Recalcó, en varios pasajes de la charla, que los entrenadores deben preocuparse, primero en enseñarles a sus dirigidos, la técnica de juego y no encasillarse en el tacticismo, en una palabra, aquel que aprenda a moverse y perfeccione sus destrezas, solo le quedará el paso de agregarle capacidad física a su juego y nunca a la inversa, contra la creencia de muchos, que piensan que primero deben ser atletas, para luego, transformarlos en jugadores.
Pero como no todas son rosas, este avezado interlocutor, resaltó la importancia de tener una granítica defensa, ya que a partir de ella, se podrá lanzar un fortísimo ataque.
El morocho, en lo inmediato, partirá para seguir explicando su método de entrenamiento, en la ciudad de Rosario, cuna de talentosos rugbiers, para regresar y asistir en la condición física, al representativo nacional, en los test matchs que disputará contra Escocia e Italia en escasos días.
Demás está decir que traer este de tipo de profesionales a la Argentina es un orgullo, ya que sus conocimientos son muy bastos y su forma de llevarlos de la teoría al práctica, por demás de simple.

No hay comentarios.: