17 nov. 2008

“LOS GORDOS MARISTAS SE TRAJERON LA COPA”

En el Seven de pilares que organizó el Club Olivos, los chicos de San Luis se consagraron campeones, venciendo en la final a Regatas de Bella Vista,
Para llegar al decisivo partido, primero despacharon a Obras Sanitarias , Newman y St. Brendans.
En la “finalísima” de “gordos”, Regatas en ningún momento pudo frenar a Iñaki Arcondo, el segunda línea del team de La Cumbre, que se despachó con dos tries, para algarabía de la gente del “santo”.Convengamos que, Iñaki (FOTO ARCHIVO) pudo jugar debido a que las reglas estipulan la sola inclusión de un segunda línea por team y vaya si lo aprovechó San Luis, ya que este hizo la diferencia cuando su equipo mas lo necesitaba.Otro que llamó la atención por su velocidad y que incluso, hizo que varios equipos realizaran una formal protesta- al descreer que fuera pilar- fue “Nacho” González, un chico que habitualmente juega en Intermedia, pero al estar tan afilado físicamente, pudo desnivelar cada vez que se lo propuso, debido a su incomparable velocidad, en este tipo de torneos. Fue evidente que muchos “players” estaban mas interesados en la parrilla- que humeaba a mas no poder al costado del verde césped- que lo que pasaba dentro del campo de juego.Así fue que pudieron verse largas colas de “muchachotes” en busca de lo que se estaba quemando. El brebaje estuvo acorde a la ocasión y las “pulposas” novias de los primeras líneas, no faltaron a la cita, por lo que este Seven, lo tuvo todo y fue una verdadera fiesta. Otro que por momentos resultó imparable fue el “Pumita” Luciano Leibson, siendo que el nacido en Florencio Varela está en fenomenal forma física y sus pocos años, hacen que se pueda destacar por sobre los que ya llevan numerosas batallas- y bastantes kilates de lastre- en sus castigados “cuerpecillos”, esos de poderosos abdómenes.Del que se esperaba más fue del “dinámico hooker marista”-alguna vez lo denominamos de esa manera y ya quedó grabado así-. Obviamente que a “Pedrito” Fantini hago mención, siendo que el susodicho, la semana pasada, anduvo jugando en el Seven que organiza la URBA y que en su fase clasificatoria, le tocó ir a Los Tilos. Pedro- en los últimos metros- es una garantía para romper defensas, luego de los mauls en el rugby de XV, así que mas aún lo sería en el reducido y con el peso aumentado- como sucede en este torneo- suponíamos mas se notarían sus habilidades, pero en fin, tardes son tardes y parece esta no fue la de Pedro (FOTO ARCHIVO),
“rugbisticamente” hablando. Otro jugador que, muy ilusionado, esperó este evento, fue el pilar derecho “Carlitos” Di Giano, muchacho que a escasos dos minutos de empezar la competición, tuvo que pedir el cambio, debido a un inoportuno desgarro, que hizo que pasare a ocupar la función de D.T. y no le quede otra que alentar desde afuera y de paso, observar cuanta señorita anduviere revoloteando por el lugar, amén de estar al acecho de lo que deparaba la parrilla, esa misma que Matías Bocassi- pilar de Olivos y uno de los organizadores del encuentro- tanto se ocupó de que “explotara”, consciente de que esa sería su arma mortal, para que los chicos, el año venidero, no dudaran un segundo en volver.Otro equipo para destacar fue el de Los Tilos, que logró llegar a semifinales, por lo que su desempeño fue mas que meritorio.También cumplieron Banco Nación y Alumni, ocupando destacados lugares en el posicionamiento final.Como esto era una fiesta, hubo premios para todos, incluso para aquellos que perdieron todos los partidos, por lo tanto “la ojota de oro” fue para Ciudad de Buenos Aires. Otro detalle que no puede pasarse por alto fue que varios desempates, se definieron en la balanza, siendo que el equipo mas “pesado” pasaba de ronda. En ese rubro hubo mención especial para Pueyrredón, que entre solo 3 jugadores, acusó la “friolera” de 395 kilogramos de peso. Mamita!La Copa de Plata, recayó en Belgrano, por ser el 2do equipo mas pesado.Como no podía ser de otra manera, el campeón- pese a las condiciones climáticas muy desfavorables, debido al frío y al viento- metió un tremendo “piletazo”.Demás está decir que el agua estaba “podrida”, pero ¿quien le quien le quita lo bailado al “santo”? Como todo tiene un final, tipo 21 horas, se cerró el telón del Primer Seven de Primeras Líneas y los “gordos” de San Luis, mas que contentos, emprendieron la retirada para “la ciudad de las diagonales” al grito de: “que se repita”!
Por Juan Pablo Bava Bussalino

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones a los "gordos" Maristas!!!!!!!
Juan.

Anónimo dijo...

felicitaciones a los gordos de los tilos.
juan.

Anónimo dijo...

quien cambio la foto de pedro??