2 nov. 2008

“HINDÚ GRITÓ TRI-CAMPEÓN"

Hablar de otra vuelta olímpica del pintoresco club de Don Torcuato, resulta algo a lo que ya estamos acostumbrados en los últimos tiempos en el Torneo de la URBA y que, parece, será así por algún tiempo más, debido a la calidad y cantidad de plantel, con que cuentan los de camiseta rayada, azul y amarilla.
Este team fue campeón hace un tiempito con el “Pato” Noriega como DT y ahora vuelve a serlo con los hermanos Pulido- Jorge y Gonzalo- desde el “banquillo” , lo que hace mas meritorio dichos logros.Cuentan con una cantera de juveniles asombrosa y que en todo campeonato, parecen sacar un tipo que “la rompe toda”.Si uno desmenuza la línea de backs, podrá encontrar a “Juani” Gauthier como un fullback “de galera y bastón”- salvo de medio- scrum juega en todos los puestos de la línea-.En el centro de la cancha, está el retornado, experimentado e internacional Hernán “Chori” Senillosa, que en base a potencia y sentido de la oportunidad, pone un candado en defensa y es un “cheque al portador” para definir cuando la guinda está cerca del in-goal rival.El otro incide, no es otro que Santiago Fernández, un apertura de nacimiento, pero que por fortaleza física y talento se complementa a la perfección, con el inside mencionado anteriormente. Los wines son el “zorro” Francisco Díaz Bonilla, try-man de los últimos años, que se caracteriza por la velocidad y decisión por apuntarle a los in-goals rivales. En la otra punta, está Belisario Agulla- la última aparición rutilante en los tres cuartos y hermano del consagrado “puma” Horacio- Este “benjamín” es todo potencia en ataque y muy fuerte en defensa, en una palabra, es un émulo de su hermano, con un par de años menos.El medio apertura es Juan de la Cruz “Manasa” Fernández Miranda, un tipo de basta experiencia, con una patada que hace lo que quiere y un sentido táctico increíble, una palabra lo define perfectamente: estratega.El cerebro del equipo es su hermano mayor, Nicolás Fernández Miranda, que desde el puesto de medio-scrum dirige a la perfección a los forwards y es el termómetro del equipo, incluso hasta arroja la pelota en el line.Ambos hermanos estuvieron con molestias antes e las instancias finales, por lo que el “alemán” Matías Larré se calzó la “10” y el mas joven de la dinastía Fernández Miranda- Francisco- hizo lo propio con la “9”.Gonzalo Feijoó es otro habitual recambio, amén del “cubano” Francisco Bosch, que no juega de titular, solo porque todos los años se va a Nueva Zelanda y en nuestro rugby vernáculo, está prohibido hacer la doble temporada.Una vez concluido el repaso de las “vedettes”, onda de los que generalmente se llevan todos los flashes, hay que apuntarle a los forwards, esos que no tienen tanta “chapa”, pero que a la finalización y consagración de cada certamen, todos los especialistas ponderan con un impecable y demoledor trabajo, que a la postre, hace que se festeje luego.En la segunda línea apareció un “muchachito” como Iván Peroc- hermano del aún convaleciente Alejandro- al que “nadie tenía” y con sus casi dos metros, se cansó de descolgar “ guindas” y mostrar un arsenal de recursos para el puesto, incluso desplazando a la “banca” a Alejandro Castelli, el habitual titular.
Su compañero en la hilera es Patricio Solano, otro muchacho que desde la sombras, es un “relojito”.En la “cocina del scrum” encontramos a Mariano de La Fuente como pilar izquierdo, Andrés Lo Bianco de hooker y a Lucas Toro de pilar derecho.Los 3 “gordos” nunca pasaron por selecciones y poco son tenidos en cuenta cuando se hace el repaso de nombres, pero no porque no fueran muy buenos, sino debido a que el plantel de Hindú está repleto de figuras, y siempre es más fácil buscar por ese lado, pero reitero, la tarea de estos 3 jugadores es mas que clave, debido que es ahí donde se empieza a dominar a los rivales.
Que haya dejado última a la tercera línea no fue antojadizo, sino porque, a mi criterio, es el lugar donde considero tiene mas calidad y cantidad de gente el multi-campeón.En la final salió como octavo el “gallego” Mariano Lorenzetti, un tipo que venía de jugar tres temporadas en el Pádova italiano y es el novio de la “leona” Magdalena Aicega.Sus laderos fueron el “negro” Esteban Durand, un “todo-terreno”, un tanto bajo, pero muy ancho, que está arriba de la “ovalada” desde el minuto 1 hasta la finalización del encuentro.El otro ala es Gonzalo “Chori”- apodo que heredó de su recordado padre- Delgui, un chico que está haciendo sus primeras armas y que dio una gran mano en el line y en voltear todo lo que se moviera.Por lesión no fueron de la partida el “uruguayo” Nicolás Grillé- decisivo en la consagración del año pasado y que en este certamen no pudo estar- y el “Ruso” Ostiglia, el jugador de Los Pumas, que este año volvió del profesionalismo- Agén en Francia- para estar en su casa, pero las lesiones lo privaron de estar a dentro en el último cotejo.En la final a la que hago referencia, Hindú venció a un dignísimo Newman, que llegaba sabiendo que era el retiro de un grande como Manuel Contepomi (FOTO ARCHIVO), pero los de camiseta bordó, nada pudieron hacer ante la solidez y ese incesante ataque desde cualquier lugar de la cancha, de los arribados de Don Torcuato.Párrafo aparte para los simpatizantes del campeón, que introdujeron otra vez el elefante, que simboliza muchas cosas para el club de sus amores.Fue un contundente 22 a 10 en el CASI y ante mas de 10.000 personas, que quedaron empachadas de buen rugby.
Hindú marcó 4 tries contra solo 1 de los de la gente del “Cardenal”, y además, en este preciso match, también se retiró del “referato” un internacional como Pablo Deluca, con un foja de servicios, tanto basta como impecable.
Tanto Manuel como Pablo, seguramente continuarán ligados al hermoso deporte desde la función que ellos decidan, pero nunca se irán, sino que solo cambiarán de hábito...

1 comentario:

Anónimo dijo...

YO ESTABA CON EL CASI, PERO TANTO HINDU COMO NEWMAN ERAN BUENOS CANDIDATOS, YA QUE SU JUEGO D EMANOS ES EJEMPLO PARA EL RESTO