29 sep. 2008

“EL CANARIO PUSO K.O. AL SANTO EN TIEMPO DE DESCUENTO”

Tremendo clásico se vivió en la ciudad de las diagonales. Casi 4.000 personas que se dieron cita en Gonnet, para presenciar La Plata- San Luis y como todo evento de esta naturaleza, fue bien emotivo y de resultado cambiante, pero lo que lo hace único e irrepetible, es el abultado marcador con el que culminó el encuentro. Hablar de un 31 a 28 es anormal para este tipo de partidos, así que más que dichosos los afortunados espectadores que eligieron llegarse a las hermosas instalaciones de La Plata R.C. El fenomenal equipo de camiseta amarilla parece dejar que los minutos transcurran sin ton ni son y cuando alguien le avisa que el tiempo está llegando a su fin, pegan furibunda arremetida, y todo lo que alguna vez fue, en escasos segundos, deja de serlo. Convengamos que si hay partidos difíciles para hacer el juego que entrenan en la semana, este es uno de ellos, debido a que los nervios y la adrenalina por ganar, superan todo los límites previsibles. Igualmente cada team tiene sus armas y sabe a qué juega. Demás está decir que el juego táctico de San Luis, se basa en las decisiones que toma el estratega y prócer José “Pepe” Altube, siempre bien secundado por el excelente fullback “azulgrana” Sebastián Crispo, ambos respaldados por un pack de forwards, que en todo momento intenta llevarse por delante al adversario de turno. Pero enfrente estaba La Plata, ese temible equipo que hace solo unos días despachó al encumbrado Hindú del Torneo Nacional de Clubes y que muchos ya daban sin posibilidades de clasificarse para las semifinales del torneo de la URBA; pero después de haber visto tamaña definición el sábado ¿acaso seguirán pensando lo mismo los “pronosticadores de turno”? Yendo a las acciones específicas que se vieron en el verde césped, no se puede pasar por alto al octavo de San Luis, Agustín Notti, que se despachó con dos tries en el primer tiempo, pese a que el marcador lo había abierto el siempre try-man “varelense” Augusto “Bebi” Ramos, el ensortijado wing que, sábado a sábado, aterriza en los in-goals rivales. El dueño de casa, sigue con varias bajas en el pack, como es el caso de los hermanos Roán, siendo que Guillermo “Sábalo” Roán no ve acción dese que regresó del Mundial Juvenil de Gales y su hermano Tomás, el “larguirucho” segunda línea, se cayó de este mas que clave encuentro, hace un par de días, por un fuerte esguince de tobillo, motivo este que hizo que José Manuel, el hermano mayor, deje su puesto de ala y dé una gran mano en la segunda línea, algo a lo que paree ir acostumbrándose y tomarle el gustito, cosa a la que hizo mención y dejó asentado cuando pasó a visitarnos por los estudios de la Plus.
http://elportaldedropandroll.blogspot.com/2008/09/jos-manuel-ron-el-primognito-de-una.html
Desde la tribuna se pudo ver a Mario Barandiarán, que hizo fuerza para que los entrenados por Hugo Montenegro pudieran revertir las acciones del match, cosa que se les negó en toda la primer parte y solo sucedió cuando finalizaba el cotejo. Con un gran envión en el sprint final los “canarios” fueron por todo y con ese ponderable y elogiable “juego de manos” se llevaron a San Luis por delante y con tries de Dimas Suffern Quirno, Francisco “Panchito” Albarracín y “Tony Karamelo” Mazzoni, sembraron el in-goal azulgrana, pese a que el incansable tercera línea Santiago Felices había logrado aumentar las cifras un tiempo antes; hete aquí que en ese preciso momento todo fue algarabía para la muchedumbre que se dio cita en Gonnet. Algo clave en el desarrollo del match fueron las tarjetas amarillas que el árbitro, “el mono” Cristián Sánchez Ruíz le mostró al hooker Pedro Fantini y al wing Sebastián Galli, dos buenos players “maristas”. Este “detalle” ayudó y mucho para que el cotejo termine como culminó Se pudieron ver desde hermosas señoritas hasta “muchachines” con sus caras pintadas por los colores de sus equipos, hasta gente bien entrada en años, que de ninguna manea quería quedar afuera de tan hermosas sensaciones vividas en tan mentado clásico. Obviamente que el palco de periodistas estaba repleto, donde destacamos y celebramos la vuelta del Viejo Mundo de nuestro “amigo personal” Leo Medvedoff. Párrafo aparte para ese “abrazo del alma” que se dieron el “mosca” José Manuel Roán y su “pariente- ídolo” Julio Brolese, alguien que sabe mucho sobre cómo ganar clásicos y que tampoco quiso quedar al margen de vivir tan tremenda fiesta.

3 comentarios:

CANARIO VIEJO dijo...

ojala el mosca haga el 50% de la carrera que hizo julito, con eso le alcanza y sobra para dar varias vueltas.
saludos a ambos, ya que son dos grandes tipos

Anónimo dijo...

DALE BO, DALEBOOOOOOOOOOOOO
AHORA NO NOS PARAN MAS

Anónimo dijo...

AGUANTE BOCAAAAAAA!!