23 ago. 2009

“EL CLÁSICO SAN LUIS- LOS TILOS QUEDÓ PARA EL AZULGRANA”


El sábado largó a pleno en el Barrio La Cumbre, mas precisamente en la coqueta cancha que el club San Luis. Desde hora temprana se produjeron los enfrentamientos con Los Tilos en varias de sus categorías, hasta finalmente el choque grande a las 15 y 30 horas. Desde la mañana que hubo mucho público en el lugar, siendo que el que pasare por ahí, ya podía divisar la impresionante cantidad de coches que había. Además de los cotejos pre-clásico, también pudo verse a la M22 de Albatros que logró una importante victoria frente a los chicos locales. En la antesala del partido de la Primera, hubo un mas que disputado encuentro de Intermedia, donde los players “maristas” lograron imponerse a los muchachos “tilenses” por un scorer de 27 a 12. Pasados unos minutos, hicieron sus ingresos la Primera de ambos clubes platenses, ante la mirada y el aliento de muchísimo gente, muchos de ellos embanderados con sus típicos colores de pertenencia, que de ninguna manera querían perderse el clásico, el que además fue acompañado por una hermosa tarde de sol. En el dueño de casa pudo verse el retorno de Iñaki Arcondo en la segunda línea, al capitán Sebastián Crispo de apertura- ante la baja de Juan Campodónico por lesión- y con la nº 15 al “comodorense” Matías Lupiano. En la Primera de la gente de camiseta verde el juvenil tercera línea “Nacho” Ardanáz ingresó en la alineación titular y Joaquín Tuculet- un fullback natural- se sigue confirmando como el dueño del puesto de apertura en la escuadra de Barrio Obrero. No fue un detalle menor que ambos conjuntos usen a sus ex fullback como aperturas, porque ambos son sumamente talentosos y pueden jugar en cualquier posición de la línea e incluso, y haciendo honor al nombre de nuestro espacio, los dos- tanto Sebastián como Joaquín- clavaron sendos drops para abrir el marcador. En lo que a juego respecta, hay que decir que la gente de Barrio Obrero contó con la ayuda del viento en los 40 iniciales y con una vehemente decisión tuvo en jaque en esa primer parte a la gente del “santo”, pero al no poder concretar en puntos tal superioridad, pagó cuando ya se iba el primer tiempo, mas precisamente cuando el wing Santiago Ferrara metió una buena corrida guinda en mano y facturó con un try sobre una punta. En el complemento, aprovecharon tanto Guillermo Regee como Diego Herrera para organizar algunas cuestiones relativas al juego, porque como es normal en todo clásico, se juega mas con el corazón que con la cabeza y muchas veces se producen escaramuzas e infracciones varias, de las que el que sale mejor parado, seguro hará la posterior diferencia a su favor y este cotejo no fue la excepción, porque la experiencia en este tipo de partidos de jugadores como Agustín Notti, Hernán Giralt, Sebastián Crispo, Iñaki Arcondo, Sebastian Galli y Carlos Cossoli terminó pesando y mucho sobre el muy buen equipo de camiseta verde, que tiene muchos promisorios valores pero a los cuales todavía les falta tener mas batallas sobre el lomo precisamente en este tipo de partidos, los cuales en la mayoría de las veces son bien cerrados y los gana el que tiene la cabeza mas fría que el rival. Incluso para reforzar tal cuestión, el DT “santo” mandó a la cancha como relevos a “Carlitos” Di Giano y Ernesto Aramburú, muchachos con muchos clásicos jugados. Por el lado de la gente de Barrio Obrero y que también vieron acción hay que mencionar al hooker Eduardo Valiente y al tercera Manuel Castagnet. Como decía líneas arriba, el local salió mejor enfocado a jugar lo que restaba del match y enseguida volvió a golpear con un try, esta vez del centro Carlos Oricchio, que a mi juicio junto al “negro” Crispo, fueron las figuras de la cancha. El mimo capitán se encargó de clavar otro drop que pareció sentenciar el juego, pero los chicos “tilenses” salieron a vender cara su derrota y con mas amor propio que juego, empezaron a empujar al dueño de casa para atrás, hasta que finalmente tuvieron su merecido premio cuando el árbitro Francisco Pastrana sancionó un try penal que desató una andanada de golpes, que graficaron muy bien el nerviosismo y las ganas de ganar que se tenían ambos bandos. Cuando se reanudó el match, no hubo tiempo para mucho más, porque San Luis lo aguantó y Los Tilos no pudo llegar mas, para de esta manera arribar al scorer final de 18 a 10 con el que el local festejó la victoria sobre uno de sus mas acérrimos rivales de toda la vida. Resumiendo, Los Tilos pareció que atropellaba de movida, no logró marcar cuando pareció tener oportunidades. Enseguida se despertó San Luis, pegó un par de mandobles y pese a que el scrum de los de camiseta verde siempre les dio respuesta, muy al final del juego pudieron descontar con un try penal, pero ahí mismo quemaron naves y el resultado ya no se movió mas. Para destacar fue que otra vez el lente de DROP AND ROLL pudo captar al ex PUMA y ahora DT de PLADAR Mauro Regiardo- FOTO-, que no quiso perderse el vivir in situ las alternativas del clásico platense. Otro hecho que tampoo podemos pasar por alto fue el tremendo golpazo que se llevó el medio-scrum “santo” Felipe Mendy- FOTO- , que incluso hizo que tuviera que salir para que ingrese “Nacho” Oscos en su lugar. Para culminar, solo resta decir que como nos propusimos desde que nos enteramos de que la ciudad iba a vivir varios clásicos seguidos, la bandera de DROP AND ROLL volvió a flamear en otro de los partidos que tuvo en vilo a mucha gente, tanto de San Luis, de Los Tilos como de todos los apasionados del rugby, sin importar el color de la camiseta de sus amores y que siempre están dispuestos vivir el espíritu del rugby, toque ganar o perder, pero siempre de manera leal con el adversario...

Por Juan Pablo Bava Bussalino.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

vamo tilo en las buenas y en las malas siempre con vos

Anónimo dijo...

A LLORAR A LOS VELORIOS
NO NOS GANAN NUNCA MAS!